Vacaciones en Santa Pola Alicante

arenales

Vacaciones en Santa Pola Alicante

Ocho kilómetros separan Santa Pola de Arenales del Sol. Como todas las localidades de la Costa Blanca tiene muy buen tiempo, con clima mediterráneo de suaves inviernos y cálidos veranos. Ambos son territorios costeros con grandes y limpias playas.

Pero Santa Pola es mucho más que mar. Es un bello municipio turístico y pesquero, situado al Sur de Alicante, donde los espacios naturales, las playas, el paisaje y la gastronomía se unen para ofrecerte una apuesta de vacaciones segura. Sus principales atractivos son sus restos históricos, su puerto, sus salinas y sus playas dotadas de bandera azul, símbolo de calidad ambiental otorgado por la Fundación Europea de Educación Ambiental.

En el marco físico lo constituyen tres elementos básicos: la Sierra de Santa Pola, la franja litoral de variada morfología desde el acantilado bajo a las playas de arena, pasando por el arrecife fósil y la albufereña, en la que se ubican las Salinas de Santa Pola declaradas Parque Natural de alto valor ecológico y faunístico.

La Villa de Santa Pola se caracteriza también por ser un espacio idóneo para las vacaciones deportivas. Cualquier opción de ocio es realizable en esta ciudad donde el clima, el paisaje, la gastronomía y la oferta cultural completan una experiencia sensorial altamente estimulante para los amantes del deporte.

En cuanto a cosas que ver en este municipio te recomendamos que des un paseo por todas sus playas, por el Puerto Pesquero de Santa Pola, que te acerques en una pequeña travesía en barco a la Isla de Tabarca, que visites el Cabo, el Castillo, que es una muestra de arquitectura militar renacentista del siglo XVI, la Iglesia de San Antonio de Padua, la Torre Escaletes y El Molino de la Calera.

Los Arenales del Sol es una pedanía de Elche, zona de segundas residencias, que ve cómo su población se incrementada en gran número en verano. Posee tres lugares naturales característicos: el Clot de Galvany (un paraje municipal natural formado por variedad de ecosistemas como dunas, saladares y charcas), las Dunas del Carabasí y las Dunas de El Altet (dos de los más importantes sistemas dunares de la Comunidad Valenciana, en estado de regeneración) y la Sierra del Cabo de Santa Pola.

Con casi tres kilómetros de arena fina y blanca, la playa de Arenales del Sol es una de las más valoradas de la costa alicantina, tanto por la calidad de sus aguas, como por la riqueza de sus fondos marinos, así como por sus dunas. Además, está conectada con el paraje natural del Clot de Galvany, un humedal situado entre las zonas urbanas de Arenales del Sol y Gran Alacant (en el término municipal de Santa Pola). Es Ideal para practicar windsurf (existe una zona acotada para ello y se puede alquilar el equipamiento necesario) y otros deportes y actividades náuticas. Esta playa está dotada de bandera azul y el carácter virgen de las zonas situadas al norte y sur del núcleo urbano le confiere un alto valor ecológico. Cuenta además con grandes espacios de aparcamiento, vigilancia marítima, chiringuitos playeros y accesibilidad para personas con movilidad reducida.